Cuando hablamos de tipos de café, la primera clasificación en la que pensamos es en la distinción entre café arábica y café robusta.

Estas son las dos principales variedades de café y conocer las diferencias que existen entre ambos tipos de granos es importante al momento de comprar un buen producto.

Café Arábica:

  • Originario de Etiopía.
  • El grano de café es más denso.
  • La planta que lo produce crece entre los 800 y 2100m de altura, está en climas fríos. También es más delicada.
  • La fisura del grano verde es cerrada y en forma de zig zag o ligeramente torcida.
  • Tiene más matices de sabores y aromas.
  • Contiene menos cafeína
  • Tiene mayor acidez.
  • El café que se produce es de mayor calidad.
  • La planta es más susceptible a las plagas.
  • Su cultivo representa el 60% de la producción mundial.

Café robusta

  • Originario de Africa Central.
  • Es una planta de baja altura, entre 500 y 1200m de altura, está en climas más cálidos.
  • Es una planta más resistente.
  • El grano es menos denso y su fisura del grano verde es semiabierta.
  • Tiene menos matices de sabores y aromas.
  • Contiene más cafeína.
  • Tiene menos acidez.
  • El café se considera de menor calidad.
  • La planta es más resistente a las plagas.
  • Su cultivo representa el 40% de la producción mundial.
  • Es más económico que el café arábica.

Cualquiera de estos dos tipos de café pueden ser preparados en nuestras exclusivas máquinas. ¡Conócelas aquí!

Categorías: Café

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver